jueves, 12 de diciembre de 2013

BRANDELA-OURENSE

Buscando el pueblo de los ascendientes de Hebe- Brandela-Ourense
 
 
Al  primer vecino que le pregunto fue a un señor que desde su casa nos atendió muy amable, incluso le enseño a su madre la foto que yo tenía en el teléfono, ninguno de los dos supo decirnos, luego resulto que la casa está justo enfrene de la suya.
Al segundo vecino que preguntamos se apellidaba igual que Hebe, Salgado,  pero no sabía si serían primos. No supo decirnos cuan era la casa. Otra vecina salió muy enfadada porque estábamos haciendo fotos, en aquel momento a la fuente, decía que no se podían hacer fotos, claro que cuando los razonamientos no son lógicos hay que callarse y eso fue lo que hizo la señora pues no tenía razón ninguna. Después de recorrer el pueblo sin encontrar la casa y ya saliendo pasara subir al coche, mi marido le pregunto a dos señoras que se acercaban. Al principio no supieron decirnos, no reconocieron la casa por la foto, pero enseguida una de ella supo cual era, justo la que estaba casi delante de nosotros.
Nos conto sobre la familia, incluso el nombre de los hermanos.
La señora fue muy amable
 











 La casa de los ascendientes de Hebe






miércoles, 4 de diciembre de 2013

OUMOSO



















Mi marido hablando con la dueña del pazo
Pazo de Oumoso
"Es una construcción de finales del siglo XVII. A diferencia de otros pazos de la zona como el de Grixoa o el de Fradelo, y dada la época tardía en la que se construye, representa el modelo de arquitectura civil rural que nace como consecuencia del regreso de los llamados indianos que hicieron fortuna en América. Tiene planta rectangular con el eje mayor orientado sensiblemente al sur y el patio interior inscrito. En uno de los extremos y unida interiormente con la casa está la capilla, con su fachada enmarcada por dos pilastras y un frontón circular partido por un escudo. En torno al patio central se abren una galería y un corredor que dan acceso a la planta superior. Cerca del pazo se ubican el horno, el molino, una fuente de cantería, la bodega y un palomar encalado. La casa perteneció a la familia Macía, señores de Oumoso, y la hacienda también fue conocida en el pueblo como la Casa de los Maseda debido al casamiento de una Macía con un pretendiente que llevaba este otro apellido. Actualmente el pazo está dividido entre tres dueños, y sólo la parte de los antiguos Macía está rehabilitada y conservada con el esplendor de sus antepasados." Datos sacados de la página de Viana do Bolo

sábado, 2 de noviembre de 2013

Historia de Petín, el señor de la Granja


 


 
 
 
 
Fuentes de Doña Olga Gallego Domínguez "Mercedes de los condes de Ribadavia a dos hidalgos de la jurisdicción de Valdeorras"










 




 

martes, 23 de julio de 2013

domingo, 30 de junio de 2013

Morrenas de Chaguazoso







Hace 26.000 años aún existían en las montañas gallegas los glaciares que se habían formado mucho tiempo atrás -hace unos 60.000 años-, pero sus dimensiones eran ya mucho menores de lo que habían sido en épocas precedentes. Según explica Vidal, solo algunas de las zonas más altas, como los montes Formigueiros y Pía Paxaro, en O Courel, estaban cubiertos por pequeños glaciares de circo. En Os Ancares, Cabeza de Manzaneda y O Xurés, las masas de hielo habían experimentado también un fuerte retroceso e iban camino de la desaparición, en un lento proceso que culminaría unos 10.000 años después.

El geólogo señala que en las etapas más frías de la glaciación, los casquetes de hielo de las sierras gallegas habían llegado a ocupar superficies de en torno a los 65 kilómetros cuadrados y un grosor de unos trescientos metros. Pero cuando los hombre de Cromañón de Cova Eirós fabricaban adornos con dientes de zorro, los glaciares se habían reducido a superficies de apenas cinco kilómetros cuadrados y su espesor rondaba los treinta metros. Aproximadamente en esa época empezó a formarse la morrena de Chaguazoso, en Manzaneda, uno de los paisajes de origen glaciar más conocidos de Galicia.

Los estudios geológicos y climáticos, señala por otra parte Vidal Romaní, indican que en ese período de la prehistoria los glaciares gallegos se encontraban en un momento que podría considerarse como estacionario, sin experimentar avances ni retrocesos significativos. (La Voz de Galicia)

Chuscarmen9

Loading...

Seguidores